ZANZIBAR EN VIAJE #4

LA PRIMERA TRAVESÍA

El gran viaje comienza… Laurent, Bérengère y sus dos niños largan las amarras de su embarcación a vela Zanzibar en dirección a La Coruña…Una travesía por el Golfo de Vizcaya que va durar 3 días y 2 noches. Pero, ¿cómo entretener a los dos niños pequeños durante las largas horas de navegación?

 

DERECHO HACIA EL SUR

 Tras haber pasado algunos días tranquilos y relajados en Belle-Ile, disfrutamos de unos vientos favorables para planificar nuestra primera travesía a bordo de nuestra Sun Shine 36.  

Zarpamos mañana por la mañana para, en principio, 3 días y dos noches de navegación en dirección a La Coruña.

                                                                                                                             

EL PRIMER DÍA: UN BUEN TIEMPO

 Así, al día siguiente, a las 10:30, izamos la vela mayor y desenrollamos el génova. El tiempo está con nosotros: el cielo azul nos acompaña y un viento N-E nos impulsa a un promedio de 7nds.

Una gran primera jornada que se desarrolla sin problemas: los niños se entretienen jugando con los coches, la arcilla de modelar y el sol brilla. Sólo el viento fresco nos recuerda que tan solo estamos en el mes de abril.

Blanche se muestra sorprendida al tomar el sol por primera vez, mientras Gabin se duerme tranquilamente acunado entre mis brazos.

 

EL SEGUNDO DÍA: IMAGINACIÓN PARA ENTRETENER A LOS NIÑOS

 Por la mañana del segundo día, los niños se arrastran en pijama y juegan en el interior. Para ellos una noche en la mar fue suficiente para convertirse totalmente en marinos.

Después de comer, el tiempo cambia. Un gran oleaje y el viento frío nos obligan a redoblar la imaginación para entretener a nuestros hijos, quienes no pueden jugar más en el interior del barco.

Organizamos partidas de juegos de pelota, con el objetivo de hacer pases en la cabina sin enviar la pelota al agua, y hacemos pompas, sin necesidad de soplar, con el viento que nos acompaña. Igualmente, para pasar el tiempo, observamos a los pájaros, los famosos alcatraces, sin olvidarnos de comer caramelosJ.

 

Cuando ya estábamos quedando sin imaginación, decenas de delfines llegan y saltan alrededor del barco. En un instante, el cansancio, el frío y el mareo dejan paso a la maravilla y a la magia del momento... Los niños están el paraíso, y se "tiran" para tocar las aletas de estos delfines que les hacen soñar.

 

EL TERCER DÍA: TIERRA A LA VISTA

 En el amanecer del tercer día nos estamos acercando a la punta española, el viento se calmó y acabamos las pocas millas que nos separaban de La Coruña a motor.

Al aproximarse a la costa se siente un fuerte olor a pino. Resurge entonces en mí un montón de sensaciones, de recuerdos asociados con ese olor: pinos, monte bajo, cigarras, el sol, el calor, ¡¡ EL SUR !! Pero el placer será tan solo de corta duración ya que la llovizna y la niebla harán entonces su aparición.

Sólo llegamos a la ría de La Coruña alrededor de a las 15 horas, pasando ante la Torre de Hércules, que guía a los navegantes hacia La Coruña.

Realizamos el amarre en Tierra Española bajo una fuerte lluvia. Al fin y al cabo, ¡¡Galicia no es tan diferente de la Bretaña!!

A la llegada, los parques de juegos infantiles que encontramos hacen las delicias de los pequeños…y de los grandes 

 

Bérengère

 

       

 

    

 

JEANNEAU